Imputan por ejercicio ilegal de la medicina a responsables de un salón de belleza en Palermo 

 

Los responsables de un salón de belleza en Palermo fueron imputados por ejercicio ilegal de la medicina por realizar tratamientos médicos y de depilación y manejo de maquinarias profesionales sin personal habilitado, tras una inspección integral realizada por la Policía de la Ciudad, el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) y distintas dependencias del gobierno porteño y de Nación.



Personal de la División Delitos Contra la Salud y Seguridad Personal de la Policía de la Ciudad, realizó el procedimiento en un centro de belleza y depilación ubicado en la calle Vidt al 2000, junto a representantes a agentes del CIJ del Ministerio Público Fiscal, en el marco de una investigación ordenada por la Fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas 11 a cargo de la Dra María Massaglia, Secretaría del Dr. Fernando Pérez Bustos Drew.

 

La investigación permitió establecer que en el centro de belleza se utilizaban aparatos utilizados para tratamientos de depilación y, además, se realizaban otros tratamientos médicos sin estar operados por personal con título alguno habilitante en salud infringiendo, de esta manera, el artículo 208 del Código Penal de la Ciudad de Buenos Aires.

De acuerdo al ANMAT había maquinaria de uso profesional por la cual debería haber un médico presente al momento de su utilización.



Al momento de la inspección el local se encontraba abierto y en pleno funcionamiento, en el cual había dos consultorios, más un baño, una cocina y un sótano.

 

En su recorrida por el local, los efectivos policiales junto a autoridades de Dirección General de Fiscalización y  Control (DGFyC), de la Unidad Operativa de Fiscalización Integral (UOFI), la Dirección Nacional de Habilitación, Fiscalización y Sanidad de Frontera del Ministerio de Salud de la Nación, la Dirección General de Control Ambiental de la Ciudad (DGCONTA) y la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) observaron numerosas anomalías, por lo que se resolvió labrar las actas correspondientes y el secuestro de las máquinas de depilación de luz pulsada intensa y de tratamientos faciales, que estaban siendo operadas por personal no habilitado. También fueron incautados productos estáticos y documentación.

Asimismo la fiscalía interviniente dispuso la imputación a los responsables del establecimiento por la figura de ejercicio ilegal de la medicina, que contempla el artículo 208 del Código Penal.